Todo lo que dañe tu cabello de forma silenciosa no te permite tener el cabello de tus sueños y nunca podrás ver avance alguno. Toda la vida he notado que la solución más práctica y rápida cuando se mira el cabello dañado es cortarlo, y con esa acción pensamos que será más que suficiente para tenerlo fuerte y saludable. El corte moderado es una buena práctica, pero… de nada sirve sí después seguimos con esos malos hábitos que fueron los que provocaron el daño, y lo más triste del caso es que nunca supiste a ciencia cierta cómo ocurrió.

Comencemos…

Daño del cabello #1

El agua en muchos países de latinoamérica tiene grandes contenidos de clorox que debilita la fibra capilar y la vuelve con el tiempo seca y áspera. En cambio en Estados Unidos y Europa, el agua tiene grandes contenidos de cal (la cuál se utiliza para la purificación del agua). Este mineral se aferra a las cutículas del cabello y crea acumulación. Con el tiempo notarás que el cabello está quebradizo, con aspecto de paja, y se torna muy grasoso.

 

Daño del cabello #2

El uso diario de herramientas de calor (tenazas, secadores, planchas…) 

Daño del Cabello#3

Abuso indebido de químicos en el cabello.

 Los cambios de color drásticos no se pueden hacer de la noche a la mañana. Que a una amiga le quedara maravilloso, no significa que a tí te dé el mismo resultado. Cuidado!

Daño del Cabello#4

Condiciones externas climatológicas 

El ambiente también causa estragos en la melena. El frio vuelve el cabello seco y quebradizo.

Daño del Cabello #5

Peinar o tocar mucho el cabello.

Este es un síndrome que se produce por los nervios. Aquí te arrancas el cabello o lo peinas en exceso.

Daño del Cabello #6

 No usar tratamientos de cuidado capilar

Esto es muy importante. Pensamos que el cabello sólo necesita shampoo y acondicionador… y listo.

Daño del Cabello #7

No recoger el cabello al dormir.

Recoge una coleta alta, o realiza una trenza holandesa, tal como te la muestro en mi canal de Youtube: YulieCabellos Saludables

Por último, trata de usar un gorro o una funda de satín, de hilo egipcio, o de seda en tu almohada.

Esto ayudará a que tu cabello no se parta, no le salgan orquetillas, ni se dañe.

Esta es la primera parte del post. La próxima semana podrás leer la segunda parte que será sobre cómo prevenir y enfrentar a estos enemigos.

Se les quiere!

Yulie